Pareja discriminada pide capaciten en derechos LGBT a restauranteros

por: Uniradio Noticias - 28 Agosto 2017, 07:36 am

Por Mónica Miranda

Hermosillo.- De haberse tratado de una pareja heterosexual, el comportamiento déspota y discriminatorio del mesero no se hubiese presentado, aseguró Silvia Rodríguez Ibarra, quien fue sacada junto con su pareja mujer de un restaurante conocido ubicado en el Centro de la ciudad.

El 20 de agosto pasado, Silvia, de 32 años; y Eloísa, de 38, optaron por salir a comer fuera de casa, eligieron un restaurante que, por sus buenos comentarios en torno al servicio y menú, consideraron que era la mejor opción, pero la sorpresa se la llevaron cuando el mesero decidió sacarlas del lugar por las muestras afectivas de la pareja.

"Decidimos retirarnos, lo que nos pareció un acto de discriminación porque realmente creemos que nuestras expresiones de afecto fueron bastante mesuradas, apropiadas para el lugar, porque son las expresiones de afecto que suele tener cualquier pareja, así te lo digo, besos de piquito, caricias en el brazo y en la mano", contó.

Ante la indignación, decidieron interponer una queja en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), ambas instancias consideraron la denuncia procedente y pidieron a la pareja mantenerse atenta al seguimiento legal que se le dará a su caso.

"Yo lo que quisiera es un compromiso real de que se van a sensibilizar y capacitar en el tema, eso es lo que quisiéramos, pero además queremos que el restaurante se disculpe y que admita que su comportamiento fue porque somos una pareja homosexual y no porque nuestras expresiones eran inapropiadas", dijo.

La chica de 33 años señaló que no exigirán una remuneración económica por la ofensa de la que fueron víctimas, pero sí van a requerir que se capacite a todo el sector restaurantero de la ciudad para sensibilizar en el tema de la inclusión de género y se hagan valer sus derechos.

Durante el tiempo que permanecieron en el restaurante, agregó, nunca sintieron miradas incómodas por parte de los comensales, pues el lugar estaba prácticamente vacío.

"Estábamos al otro extremo del restaurante donde nada más éramos nosotras en la mesa y del otro extremo había clientes en otras dos mesas, ni siquiera estábamos cerca para sentir incomodidad", indicó.

El restaurante emitió por escrito una disculpa pública en redes sociales:

"Ante una muestra de esa magnitud, lo único que podemos solicitar a una pareja o mesa que esté fuera de límites, es que prevalezca la cordura y si hay reincidencia, desgraciadamente se pide abandonar el lugar", se explicó.

"Esperemos que quienes se han sentido ofendidos nos otorguen su indulgencia y solicitamos una disculpa a las dos damas por la ofensa transmitida".

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.