Su familia no la abandonó, María Irma prefería estar sola: vecino

por: Uniradio Noticias - 25 Julio 2017, 08:00 am

Por Gabriela Medina

Hermosillo.- Era reacia, ermitaña, fuerte, independiente hasta la muerte, vivió sola por muchos años, no por haber sido abandonada por su familia, sino porque fue ella misma quien por problemas entre hermanos los corrió. Así era doña María Irma López, quien a sus 74 años rechazaba el contacto con la gente pero tenía un amor especial por los canes.

 “Quería mucho a los perros, desde chica, desde joven, yo siempre me daba cuenta. Los perros eran su compañía, eran como su familia, eran el cariño de ella, ella estaba encariñada con los perros. Les ponía nombre, pero hace muchos años de eso, ahorita no recuerdo bien”, dijo Alfonso, vecino de doña María.

Alfonso la conoció desde chamacos, dice que los papás de doña Irma fallecieron hace muchos años, al igual que una hermanita discapacitada que tenía, así que sólo le quedaron otra hermana y un hermano menor, Roberto, quien cada que la señora se lo permitía, iba a echarle la vuelta.

En su juventud, María Irma trabajó en Teléfonos de México, producto de ello recibía una pensión, y según los que la conocían también tenía ingresos de la pensión de sus padres, por lo que consideran que las condiciones en las que vivía no eran por necesidad, sino porque ella así decidió vivir.

“¿Desde chicos se conocían? Sí. ¿Cómo era doña María? ¿Estaba sola? ¿Nunca tuvo familia? ¿Nunca se casó? No, nunca, ahí vivió sola toda la vida casi. Ha de haber sido la misma enfermedad que tenía, cáncer. Tenía unos diez años con el cáncer, de la muela, una infección que tuvo en el maxilar inferior, algo así”.

Y por esa misma enfermedad que padecía, los vecinos dicen que siempre llevaba puesto un cubre bocas. A ella casi no la veían, más bien tenían que lidiar a diario con sus perros, algunos muy bravos dicen, que azoraban a quienes pasaban por el lugar. La señora salía poco, a hacer algunas compras, y luego ya no la volvían a ver en muchos días. 

“Salía, tenía que salir por el mandado que ella consumía para sus alimentos. Sí podía caminar, sí se valía por sí misma, sí caminaba”.

Producto de sus enfermedades María Irma falleció. El viernes 21 de julio su cuerpo fue encontrado en su hogar, había sido parcialmente devorado por quienes en vida fueron sus fieles compañeros.   

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.