Venden nostalgia e historia

por: Uniradio Noticias - 17 Julio 2017, 05:32 pm

Alán Aviña

Hermosillo.- René vende nostalgia e historia. La tienda de antigüedades que mantiene junto a su hermano, guarda objetos de gran valor sentimental y esconden el tesoro de su gran familia que llegó a este territorio hace más de 200 años procedentes de Portugal.

Los bisabuelos de René Amao llegaron en el siglo XIX a México y trajeron consigo muebles construidos en Prusia, telas bordadas en Bruselas, jarrones chinos y efigies de diosas hindúes.

“Llega de casualidad, no venían a Sonora, mi familia tenía suficiente dinero y empezaron a recorrer el mundo, diferentes partes fueron recorriendo mis bisabuelos y de pronto llegaron a un lugar que sólo eran milpas y huertas, les encantó, y aquí nos quedamos”, comentó.

Hoy gran parte de ese patrimonio ya ha sido vendido en su tienda de antigüedades que lleva 10 años operando en el centro de Hermosillo.

Además, a lo largo de los años cientos de familias de la sierra sonorense han acudido a venderles los objetos más preciados de sus abuelos: máquinas de coser, planchas que funcionan con leña, hasta una cruz de madera que mantienen apostada en la puerta principal.

“Con la buena suerte que empezaron a comprarlo y empezó a gustar, empezó a venir gente, empezamos a salir de nuestros problemas y empezamos a decir, ‘bueno, esto está dando fruto’. Entonces la buena suerte siguió, vino gente de pueblo, nos hizo publicidad y de los pueblos comenzaron a venir a vendernos”, afirmó.

Los dos pequeños cuartos de su casa donde se instala la tienda de antigüedades, está atiborrada por objetos: un sillón que su bisabuelo trajo de Europa, una réplica de una pintura de Fernando Botero, elefantes de porcelana, un pinocho de madera, discos de Louis Amstrong, un muñeco de Cervantes, máquinas de escribir, entre otras muchas cosas más.

“Decía mi madre antes de vender todas estas cosas: ‘un día de estos, con tantas cosas que tienes en tu cuarto, vas a amanecer durmiendo fuera de él’, así tengo mi cuarto, lo tengo con cosas de mucho valor sentimental para mí, no es que tengan valor sentimental del dinero, sino de valor para uno, porque dice: ‘ah, esto me recuerda allá, me recuerda esta persona, me recuerda a estos tiempos’, en fin”, contó.

René antes de tener la tienda de antigüedades fue escritor y artista. Tiene tres libros publicados, uno de ellos llamado “Cuando el desierto habla”, que contiene cuentos surrealistas.

“El pasado, ¿Qué significa?, el pasado, pasado está, para mí, con todas las cosas que hay bonitas del pasado, no me gustaría haber vivido en el pasado, estamos viviendo en una etapa de desarrollo  intelectual, que se le está dando al ser humano la oportunidad de manejar o de hacer posible la fuerza del poder del intelecto que tiene”, argumentó.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.