La situación actual del peso mexicano en el mercado de divisas

por: Uniradio Noticias - 27 Junio 2017, 10:34 am

(Agencias).- Aunque quizás muy pocos se lo esperaban a principios de año, el peso mexicano se ha convertido en la divisa más apreciada de lo que va de 2017. Ni el dólar, ni el rublo, ni el rand sudafricano han logrado registrar las subidas que ha conseguido la moneda del país norteamericano durante esta primera mitad de año. Y eso que, como decíamos, muy pocos se lo esperarían a principios de año. Básicamente, por dos razones: la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y la caída de los precios del crudo de petróleo.

Dos de los factores más importantes que afectan a la economía de México, y por ende a su moneda, son sus relaciones con los Estados Unidos y el precio del petróleo. A continuación, explicamos por qué:

La estrecha relación con los EEUU

Es obvio que el principal socio comercial de México son los Estados Unidos. Ambos países no solo comparten una frontera terrestre de miles de kilómetros, sino ésta es una de las fronteras más transitadas y con más intercambios comerciales de todo el mundo. Tanto es así que numerosas empresas foráneas instaladas en el norte de México depende, en alto grado, de la relación especial de México con los Estados Unidos.

A finales del año 2016, el peso mexicano sufrió un duro golpe a su valoración cuando se supo que Donald Trump iba a ser el nuevo inquilino de la Casas Blanca de Washington. Algunos de los eventos que fueron fundamentales para este golpe fueron:

-El discurso hostil hacia la inmigración mexicana, a los que llegó a tachar de ‘violadores’, ‘ladrones’, o ‘bad hombres’. De cumplirse sus planes iniciales, éste sería un golpe enorme a la estabilidad de la economía mexicana.

-Las afirmaciones de querer acabar con el NAFTA o Tratado de Libre Comercio de América del Norte, lo cual perjudicaría también en el balance comercial del México.

-La intención de dar rienda suelta a la extracción de crudo de petróleo a través del fracking, lo que bajaría todavía más el precio del petróleo.

-Y, por último, porque cualquier factor económico y político afecta de manera muy importante en el mercado de divisas. Factores, por ejemplo, como los comentados anteriormente, ya que Estados Unidos es el principal socio político y económico de México.

La dependencia del petróleo

Por otra parte, la economía cuenta con una dependencia muy grande del precio del petróleo. ¿Por qué?

-Básicamente, porque México se encuentra entre los diez u once principales productores de petróleo del mundo. Así, para cualquier país productor, un cambio en el precio del crudo supone un enorme cambio en sus ingresos.

-Pemex, la petrolera estatal de México, tiene un peso enorme sobre la economía mexicana. Si el precio del petróleo cae, también cae Pemex, y con Pemex cae toda la economía, el peso mexicano incluido.

Por ello, el hecho de que el precio del petróleo se encuentre en mínimos de muchos años supuso, en principio, un gran golpe para la moneda mexicana.

¿Por qué no ha sufrido tanto como se esperaba el peso mexicano?

La cuestión es que la divisa del país azteca sí ha sufrido lo suyo. Todo lo peor llegó a principios del año 2017, cuando la caída del peso mexicano se produjo en base a que todo lo peor se cumpliese. Se aceptó que Trump iba a construir su muro. Se aceptó que iba a deshacer el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Se aceptó que el precio del petróleo iba a seguir descendiendo. Se aceptó todo, y el dólar norteamericano llegó a costar casi 22 pesos mexicanos.

Sin embargo, poco a poco, los inversores se comenzaron a dar cuenta de que las amenazas constantes contra la divisa azteca no eran reales. De cancelación del NAFTA se pasó a hablar de una renegociación. De crisis debido a la llegada de Trump se pasó a hablar de una economía y una moneda muy resistentes. Y gracias a todo ello, y a un precio del petróleo que no descendió más de lo que se esperaba, el peso mexicano se acabó por recuperar. Tanto que ahora el dólar se encuentra por debajo de los 18 dólares norteamericanos.

Lo que le queda por delante en la segunda mitad del 2017

Lo cierto es que el peso mexicano y el mercado Forex, donde es posible efectuar operaciones las 24 horas del día, siguen siendo sumamente atractivos para cualquier inversor de cara al 2017. Al peso aún le queda afrontar un buen reto: el de la renegociación que México tiene que llevar a cabo del NAFTA con los Estados Unidos y Canadá. Veamos lo que sale de ahí. Lo que está claro es que pueden llegar cambios, aunque no sé sepa si para bien o para mal.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.