Cierra tradicional panadería ubicada en el Centro por más de 70 años

por: Uniradio Noticias - 15 Junio 2017, 02:30 pm

Por Alan Rubio

Hermosillo.- Tras más de 70 años, la panadería El Gran Milagro, último nombre que se le dio en 2003, cerró para siempre al público.

Miguel Ángel Gil, de 45 años edad, era uno de los 22 socios de una de las panaderías de mayor tradición en Hermosillo, que se encontraba en el Centro de la ciudad, en Colosio 63.

Desde los seis años aprendió el oficio de panadero. Su padre trabajaba en este local. Se forjó como un hombre de bien.

Su mirada es triste y ve hacia el suelo de su nuevo negocio, que es una panadería con un año y medio de vida, al recordar los buenos momentos en El Gran Milagro.

Los 22 socios deben tres millones de pesos de impuestos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) de 2003 a la fecha, esa es una de las causas que provocó el cierre del establecimiento.

Otro motivo fue que los dueños del inmueble decidieron ya no rentar a 8 mil pesos mensuales a los socios de El Gran Milagro, pues se proyecta que en el lugar haya locales de arrendamiento.

Por ello, explica, ya no existe la posibilidad de que reabra la panadería.

"Cada enero renovábamos contrato y en enero pasado nos dijeron que para el 30 de abril desocupáramos", mencionó.

Admitió que los 22 socios, que conformaban una Sociedad Anónima, fueron desinteresados en la administración del negocio. Tenían un contador que nunca les rindió un informe sobre los estados de cuenta y las deudas que tenían con el SAT.

"Tapó todo lo fiscal. Nunca pagamos nada porque él (contador) hacía los movimientos y confiábamos en él", aseveró.

En 2013 falleció el contador. Miguel Ángel Gil empezó a interesarse en la administración de la empresa. Se dio cuenta que había deudas y que ascendían a 2 millones de pesos en 2014. En los últimos tres años la cifra aumento un millón más.

Se acercó a la dependencia federal para buscar una solución, pero funcionarios de la instancia le informaron que, mínimo, tenía que dar un millón de pesos mensuales hasta finiquitar la morosidad. Cantidad que no se podía solventar.

A sus socios les comunicó sobre la respuesta de servidores públicos del SAT, pero sus compañeros no se interesaron, lo que ocasionó que hace 36 días decidieran cerrar la panadería.

Comentó que el negocio dejaba ganancias, pero no tanto como para generar un millón de pesos mensuales, pues se tenían que pagar sueldos, a proveedores, energía eléctrica, servicio de agua potable, gas y renta del inmueble.

Cinco veces cambió de nombre la panadería: El Milagro, Los Dos Milagros, Los Tres Milagros, El Nuevo Milagro y El Gran Milagro.

En 2002, los 22 socios se hicieron dueños del negocio debido a que ganaron una demanda laboral contra los anteriores propietarios.

Explicó que los viejos dueños se fueron y cerraron el negocio sin dar una explicación, además de no finiquitar a los empleados. De tal manera que interpusieron ese año la demanda ante la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Algunos de los 22 socios emprendieron sus propios negocios, otros abrieron panaderías como Miguel Ángel Gil. Otros siguen sin empleo, pues la mayoría son personas de la tercera edad.

La panadería de Miguel Ágel se ubica en Lázaro Mercado esquina con Francisco Troncoso, colonia Sahuaro.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.