NSJP es como aprender otro idioma, pero avanza bien: Inacipe

por: Uniradio Informa - 16 Julio 2017, 10:33 am
Por: Romeo Valentín Arellanes
 
MÉXICO (Notimex).- En poco más un año el nuevo modelo penal acusatorio avanza "muy bien", con paso razonablemente correcto considerando que es un cambio cultural, como dominar otro idioma, opinó Gerardo Laveaga Rendón, director general del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe).
 
Se pronunció por apostar por el nuevo modelo y comenzar a ejercerlo antes de hacer cambios, pues sería irresponsable “comenzar a quitar y poner” en apenas un año.
 
“Es como decir que tu hijo o mi hijo van a aprender a hablar chino, al cabo de un año es obvio que no van a saberlo hablar, aunque conocerán de estructura, muchas palabras del vocabulario y hasta podrán sostener una conversación pequeña con algún chino, pero no una conversación larga y compleja”, comentó.
 
En entrevista, expuso que policías, ministerios públicos, abogados, jueces y académicos son principalmente quienes están aprendiendo esta nueva lengua.
 
Explicó que tras los cambios los policías están aprendiendo a investigar, pues lo que antes hacían era “espiar”; mientras que los ministerios públicos aprenden a narrar hechos, pues antes sólo “integraban machotes” de expedientes; y los jueces, aunque parezca contradictorio, están “aprendiendo a juzgar” pues antes sólo verificaban que el expediente del Ministerio Público estuviera bien integrado.
 
Durante años fue muy cómodo para algunas autoridades "plantar un arma" para mantener a alguien en prisión, pero ahora se tiene que investigar.
 
Por ello, consideró que si bien la prisión preventiva para la portación de arma de fuego podría tener alguna utilidad dada la situación actual, no está en favor porque no resolvería el problema de fondo.
 
“Voy a decir algo horrible, y que casi me duele decir: creo que se van a dejar de hacer reformas hasta que los jueces entiendan que tienen que juzgar, y hasta que no lo entiendan quizá lo más sano es eso”.
 
Aclaró que el Artículo 19 constitucional permite a los jueces decidir si un detenido que se considere peligroso va a la cárcel, independientemente de que la portación de arma de fuego no merezca prisión preventiva.
 
“Si te sorprenden con tu carro lleno de granadas y rifles AK-47 cualquier cualquier juez con dos dedos de frente tiene que ponerte en prisión preventiva”, lo mismo si se acredita la peligrosidad, sostuvo.
 
Añadió que achacar al nuevo modelo penal acusatorio el aumento de la violencia y delincuencia “es demagogia pura y dura”, debido a que mandar mucha gente a la cárcel hace ver bien a políticos pero la prisión no puede ser la respuesta a todo.
 
Asimismo pidió tener claros los alcances del nuevo modelo pues, si bien con una buena capacitación eventualmente disminuirá la impunidad, la seguridad pública es distinta al sistema de enjuiciamiento.
 
El nuevo modelo, añadió, es como tener hospitales modernos y de buena calidad, pero el hecho de que existan no significa que vayan a reducir el cáncer o la epidemia de diabetes, que son enfermedades causadas por los malos hábitos.
 
De la misma forma, las causas de la delincuencia hay que buscarlas en la desigualdad, falta de oportunidades, entre otras, agregó.
Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.