Vecinos de la Guardería ABC escuchan llantos y lamentos

por: Uniradio Noticias - 5 Junio 2017, 05:50 am
Por Alan Rubio
 
Hermosillo.- Los vecinos de la Guardería ABC siguen escuchando los llantos de los niños pasadas las tres de la tarde, hora que ocurrió el incendio en esta estancia infantil el 5 de junio de 2009, donde fallecieron 49 menores y más de 70 resultaron heridos y con secuelas.
 
Jesús García Ibarra, de 78 años de edad, tiene medio siglo viviendo en la colonia Y Griega. Su casa se ubica en las calles Vaqueros y Ferrocarrileros, a escasos 20 metros de las ruinas de la guardería.
 
Contó que constantemente cree escuchar los gritos de dolor y desesperación de los pequeños.
 
Pasaron seis meses de la tragedia cuando escuchó por primera vez estos lamentos. Se asustó. Platicó con vecinos sobre lo sucedido y casualmente hay otros residentes del lugar que también han oído esas voces.
 
A ocho años del incendio, don Jesús se acostumbró a escuchar los llantos. Por las noches son más notorias las voces, quizás porque hay menos bullicio en la ciudad. 
 
Ya no se asusta. Sabe que son los pequeños que piden ayuda, que sus almas estás atrapadas en el lugar. Reza y ora por su eterno descanso. 
 
Esta tragedia jamás la olvidara. Constantemente la recuerda por vivir muy cerca de la guardería. Además que el escuchar las voces también le vienen a su memoria las imágenes aterradoras de ese 5 de junio.
 
Don Jesús tiene una discapacidad en sus piernas que le impidió correr para salvar a los pequeños. Las herramientas de trabajo como marros que tenía de cuando laboraba de albañil, se los proporcionó a algunas personas para que hicieran huecos en la pared de la estancia. 
 
Recuperó dos de los ocho marros con los que contaba. Le da gracias a Dios porque todavía tenía esos objetos pues pensaba regalarlos porque ya no los usaría.
 
García Ibarra comentó que hay vecinos de la colonia Y Griega, sobre todo madres de familia que ya no pasan por las calles Mecánicos y Ferrocarrileros donde se ubica la Guardería ABC. Les da sentimiento e impotencia acordarse de la tragedia.
 
Espera que algún día se esclarezca el caso y haya culpables en la cárcel para que el alma de los niños pueda descansar y dejen de escucharse sus voces.
Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.