Ágora Fiscal

Ágora Fiscal

Omar Contreras Borbón

Aprueban Reforma Fiscal y dólar llega a 20 pesos

28 Diciembre 2017

Omar Contreras Borbón
 
El pasado miércoles 20 de diciembre la Reforma Fiscal propuesta por el Presidente Donald Trump superó todos los filtros legislativos y está lista para ser promulgada, lo que sella la primer gran victoria legislativa del Presidente estadounidense. Fue la Cámara de Representantes, controlada por republicanos, quien dio el aval final tras una nueva votación debido a un error de procedimiento.
 
 
Sin embargo, la firma del Presidente podría esperar hasta enero de acuerdo a Gary Cohn, asesor económico del mandatario estadounidense, pues pretenden utilizar estas semanas para acordar con el Congreso los recortes al gasto gubernamental para el próximo año, derivado de esta Reforma Fiscal. Esta es la mayor reforma al Código Tributario estadounidense desde 1986, hace ya 31 años.
 
Entre los principales cambios de la reforma recientemente aprobada,  se encuentra la extensión del piso de deducciones de gastos médicos del 7.5% del ingreso bruto individual en 2017 o 2018; se duplica el crédito tributario por hijos a 2 mil dólares a partir de 2018 y hasta 2025; se limita la deducción individual de impuestos estatales y locales a 10 mil dólares a partir de 2018 y hasta 2025; se deroga el mandato individual de la Ley de Salud a partir de 2019; las familias con niños se beneficiarán con deducciones de hasta 12 mil dólares para solteros y hasta 24 mil dólares para matrimonios; la deducción de intereses sobre hipotecas de nuevas viviendas disminuye a aquellas con valor de 750 mil dólares; se podrá retirar hasta 10 mil dólares de la cuenta de ahorros para la universidad para financiar la matrícula de niño de primaria o secundaria privada; se elimina el subsidio por la adquisición de automóviles híbridos o solares.
 
La buena noticia para los empresarios estadounidenses es la disminución en la tasa de retención a empresas que será del 20 por ciento, cuando actualmente está en 30 por ciento. Adicionalmente, existirá un programa de repatriación de capitales a una tasa del 12 por ciento. Con estas medidas el gobierno de Trump pretende que regresen 4 billones de dólares que están colocados en el extranjero.
 
Tras la aprobación de la Reforma, el dólar interbancario en México llegó a colocarse en los 19.78 pesos y en ventanilla bancaria a la venta se cotizó hasta en 20.44 pesos por dólar. La curva de apreciación de la moneda norteamericana ha sido errática, pero su marcha alcista continúa hasta romper los veinte pesos, después de que el 1º de diciembre se colocara en los 18.20 pesos. El sábado 1º de diciembre de 2012, cuando Enrique Peña Nieto tomó posesión de su cargo como Presidente de la República el dólar interbancario se fijaba en 13.08 pesos, al llegar al 2018 tocará los 20 pesos, la depreciación nominal del peso mexicano frente al dólar habrá sido en estos 5 años de 53%.    
 
Ante el encarecimiento del dólar, la Comisión de Cambios determinó subir el monto de coberturas cambiarias que llevó a cabo el Banco de México el martes 26, por lo que vendieron coberturas cambiarias, liquidables por diferencias en moneda nacional, por un monto de 500 millones de dólares; en lo que va del año se han vendido 5 mil millones de dólares en coberturas.
 
Pero esta no puede ser la única respuesta al embate que se le presenta a México frente a las políticas aplicadas por la Presidencia Trump. La Secretaría de Hacienda debe retomar su liderazgo en la aplicación de políticas fiscales que contribuyan a hacer de nuestro país uno más competitivo y más atractivo a las inversiones. Ya están puestas sobre la mesa las propuestas del Instituto Mexicano para la Competitividad, la del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas y la de la Confederación Patronal de la República Mexicana.
 
Todas estas propuestas empatan en la necesidad de tomar acciones fiscales para contrarrestar el golpe económico en México; entre las más importantes, se han planteado: la disminución de la tasa del ISR a personas morales, la deducción plena de prestaciones laborales al 100% en materia de previsión social, la eliminación del impuesto sobre dividendos, la deducción inmediata de inversiones, la continuidad a la repatriación de capitales y la eliminación del ISR a personas con ingresos menores a 10 mil pesos, cuya retención actual alcanza hasta el 10%.
 
En la franja fronteriza a esas medidas debemos sumar las propias: establecer una zona libre o franca a lo largo de la frontera con Estados Unidos, para que en esta parte del país las Zonas Económicas Especiales sean verdaderas zonas estratégicas comerciales e industriales. Adicionalmente, reducir el IVA, el Impuesto Sobre la Renta y el traslado de las aduanas 20 kilómetros adentro de la línea divisoria convertirá a esta región del país en un polo que tenga la capacidad de competir frente al resto del mundo y generar las condiciones de desarrollo y bienestar que reclaman los habitantes de esta región de la Patria.
 
El autor es Maestro en Derecho Fiscal y socio fundador del despacho Intellex: Soluciones Fiscales.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.