Mayra González

Mayra González

Columnista

Me conozco y me valoro

22 Agosto 2017

Por Mayra González

 

El conocerte y valorarte es un proceso interno que tienes que empezar a vivir cuanto antes si deseas un cambio significativo en tu vida.

Hagamos un pequeño ejercicio ahora. Contesta estas preguntas para ti mismo y analiza tus respuestas ¿Qué quieres de la vida? ¿Qué esperas de tu trabajo? ¿Qué te gusta? ¿Qué no te gusta? ¿Cuáles son tus límites? ¿Qué cosas disfrutas de la vida? ¿Cuál es tu sueño? ¿Por qué vives? ¿Para qué vives? ¿Cuál es tu misión en la vida?

Te pongo un ejemplo. Recuerdas cómo fue tu primer enamoramiento, es tan simple como eso. En poco tiempo sabemos todo de esta persona, sus canciones preferidas, qué comida es su favorita, cuáles no le agradan, sabes si le gustan las mascotas o no, qué le molesta, qué le apasiona, hasta su color favorito y qué le gusta leer. Dentro de todo este encantamiento tratamos de complacerle, de enamorarle, somos detallistas, buscamos la forma de hacerle sentir muy bien, que su persona se sienta amada, valorada. Todos recordamos esa etapa, quizá incluso la estés viviendo en este momento. Ahora, traduce todo esto hacia tu persona.

¿Trabajas día a día para sorprenderte? ¿Para enamorarte de ti? ¿Para complacerte?, ¿Para apapacharte?

Cuando llegas al punto donde te conoces, cuando íntimamente te ligas a tu yo interior, se establece una integración tan grande y una valoración tan positiva que es instantáneo el sentimiento de ¡Cómo no me voy a amar!

Cuando te descubras reaccionando con enojo u oposición ante cualquier persona o circunstancia, recuerda que sólo estás luchando contigo mismo. Las personas ante las cuales tu reacción es más fuerte, sea de amor u odio, son proyecciones de tu mundo interior. Lo que más odias es lo que más niegas en ti mismo. Lo que más amas es lo que más deseas dentro de ti. Usa el espejo de las relaciones para guiar tu evolución.

El objetivo es un total conocimiento de uno mismo. Cuando lo consigas, lo que más desees estará automáticamente allí; lo que más te disgusta desaparecerá.

Valórate como persona, como ser humano y en todas las áreas de tu vida. Date valor como empleado, como emprendedor, como empresario, como profesionista, como pareja, como hijo, como madre, en cada una de tus facetas conócete y date el valor que mereces.

Las personas que no se aceptan y no se valoran a sí mismas, muestran una curiosa inversión en las reglas que determinan la supervivencia emocional: son demasiado “duras” con ellas mismas a la hora de criticar su rendimiento y muy “blandas” cuando evalúan a otra gente. Por el contrario, según los datos disponibles, las personas que muestran una buena autoestima tratan de mantener un balance justo a la hora de autoevaluarse: no se destruyen ni destruyen a los demás.

Es importante y necesario que logremos una comunicación directa con nosotros mismos, para poder responder a las preguntas con las que iniciamos este artículo. Quien no conoce su historia, irremediablemente repite los mismos errores y se justifica llamándole destino.

Conocerte a ti mismo es darte cuenta de que fuiste creado como un ser único y de que hay algo especial que tú puedes hacer mejor que nadie. Una vez que te des cuenta de qué se trata, todo lo demás encontrará su lugar. Este es el secreto del éxito y de la felicidad.

Date el valor y vive la vida que mereces. En verdad te lo digo, si te conocieras y valoraras no aceptarías muchas cosas que actualmente aceptas, ya sea por quedar bien, por no discutir, por presión, por no saber cómo actuar y cuándo decir NO. Cuando te valoras y te respetas, las cosas las haces sin remordimiento ni culpa alguna.

Reflexionemos. Si te dieras ese valor que mereces ¿Qué situaciones no permitirías ya en tu vida? ¿A qué aspectos de tu vida pusieras un alto? ¿Mantendrías tu relación de pareja? ¿Seguirías en el mismo trabajo?

Conocernos es saber realmente quiénes somos, como esencia, no como personaje, es tener conciencia de lo que representa el ser. También tiene un alto significado al aplicar el valor adecuado, es tan importante que sepas cuan valioso eres, cuanto vales la pena y entender que eres capaz de triunfar, de salir adelante, de tener éxito. Tú no eres solamente un manojo de emociones o pasiones, eres también un ser dotado de inteligencia para observarte a ti mismo desde afuera y trazar así tu propio camino.

En resumen, el valorarnos es tener en mente que soy importante, valioso, único e irrepetible, con una enorme capacidad de amar, de vivir intensamente, de sentir, de aceptar con tolerancia a cada una de las personas que me rodean.

 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.