Martha Huerta

Martha Huerta

Columnista

Elevemos nuestra consciencia colectiva

16 Octubre 2017

Amor-consciencia es la vibración más fuerte de todas, más poderosa aún que el miedo y el terror.

Para quien esté vibrando en el miedo, es muy fácil compartir en redes sociales la nota amarillista, como sobremesa en la comida, con sus amistades y círculos cercanos, provocando y esparciendo más miedo.

 

Por Martha Huerta

Pocas veces nos damos cuenta de la manera tan fuerte en la que nuestros pensamientos estremecen nuestro día a día. Todo lo que nosotros pensamos y sentimos va moldeando nuestro presente. De acuerdo a nuestras creencias vamos generando estos pensamientos que de un día a otro se repiten constantemente y es así como vamos dándole forma a nuestra realidad.

Nuestro exterior, es un espejo de nuestro interior… la manera en la que vamos experimentando la vida, es gracias a esta serie de pensamientos que a su vez generan una serie de emociones y entre más intensas sean estas emociones, van siendo el punto de atracción de todos los sucesos por los que atravesamos en nuestra realidad.

De igual manera cuando un grupo de personas van sintonizando vibraciones similares, se va espejeando en el colectivo esta realidad, se puede ver reflejado en el aumento o disminución de violencia, choques, como también desastres naturales que pueden ser resultado de un reajuste en la psique del colectivo.

Vibrar en amor-consciencia, ¿Qué significado puede tener para ti?

Cuando nosotros trabajamos en nuestro interior y somos capaces de sanar a nuestro niño interno herido, sanar todo el dolor bloqueado y encapsulado, podemos poco a poco ir modificando nuestros pensamientos, dejamos de identificarnos con las emociones densas tales como enojo, ira, frustración, envidia, culpa y sobre todo miedo.

Cuando colectivamente vibramos en la frecuencia del miedo, vamos siendo testigos de cómo una ola de terror se va suscitando en la ciudad, en el país, en el planeta.

Lo contrario ocurre cuando después de sanar nuestra psique de estas emociones densas bloqueadas en nuestro cuerpo, somos capaces de ver la vida a través de otro cristal, somos capaces de conectar con otros pensamientos, emociones… más elevadas. La misma circunstancia puede ser vista a través de otra perspectiva completamente distinta. Para quien esté vibrando en el miedo, es muy fácil compartir en redes sociales la nota amarillista, como sobremesa en la comida, con sus amistades y círculos cercanos, provocando y esparciendo en el colectivo más miedo. Para quien ha trabajado fuertemente en su sanación interna, puede de una manera más natural, dejar ir estas notas y sólo compartir aquello que resuena con su alma, acciones humanitarias que conecten con su frecuencia vibratoria más elevada, esparciéndolo de igual manera a su alrededor.

Amor-consciencia es la vibración más fuerte de todas, más poderosa aún que el miedo y el terror. Lograr esta sintonía no es ignorar que cosas malas pasan en nuestro mundo, es simplemente dejar de identificarnos con esta emoción, dejar de hablar de sucesos que nos lleven a vibrar en el miedo y en el terror y muy por el contrario comenzar a identificarnos con todas aquellas situaciones y emociones que elevan  nuestra consciencia.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.