Mario Wong

Mario Wong

Columnista

¿Empresa o changarro?

18 Septiembre 2017

 

 “Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana”: Walt Disney

 

Mario Wong González

FORJA Desarrollo Directivo

Uno de los grandes paradigmas y creencias del mundo de los negocios es que el único propósito de las empresas es ganar dinero. Este enfoque es estrecho y limitante para las empresas a únicamente enfocarse a maximizar las utilidades en el corto plazo. Ello hace olvidar a quienes dirigen organizaciones que sus decisiones influyen para bien y para mal, y que moldean la vida de sus colaboradores, consumidores y demás stakeholders.

Esta visión del mundo empresarial o también comúnmente llamada visión de changarro discrepa en cómo las grandes empresas conciben su camino al éxito.

Las grandes empresas piensan también en ganar dinero, pero a diferencia, en sus decisiones de cómo hacerlo piensan en construir instituciones perdurables. Invierten en el futuro a la vez que están conscientes de la necesidad de ayudar al desarrollo humano y sociedad.

En una investigación realizada por Rosabeth Moss en Harvard Business School sobre empresas admiradas y financieramente exitosas en más de 20 países, concluyó que la lógica institucional de éstas sostiene que las empresas son más que instrumentos de generación de dinero; también son vehículos para el logro de propósitos sociales y para la provisión de una vida digna para quienes trabajan en ellas.

La generación de valor de una empresa no solo debe ser medido en utilidades o en sueldos, sino cómo hacen para sostener las condiciones que les permiten crecer en el tiempo. Generan además de retornos financieros instituciones perdurables.

Las grandes empresas creen que las corporaciones tienen un propósito y satisfacen las necesidades de sus stakeholders de muchas maneras, produciendo bienes y servicios que mejoran la vida de sus clientes, dando trabajo y mejorando la calidad de vida de los trabajadores, desarrollando una sólida red de proveedores y socios de negocios, y asegurando viabilidad financiera que genera recursos para hacer inversiones y mejoras.

Para las grandes empresas las utilidades no son el único fin, más bien son una forma de asegurarse de que seguirán llegando retornos. Las empresas que van hacia un propósito mayor deben incluir en sus inversiones aspectos que lleven a la empresa hacia la permanencia, buscando el empoderamiento de sus empleados, el compromiso emocional, el liderazgo basado en valores, etc.

La globalización no es un tema al que debemos prepararnos, ya estamos en ella, no es algo opcional, vivimos en una época de cambios acelerados, cada vez más competidores de más lugares. La economía global otorga un gran valor a la innovación, la que depende de la imaginación, motivación y colaboración de las personas, se necesita de personas talentosas. Inclusive la búsqueda de alinear los valores de la empresa con los de los consumidores se ha vuelto una tarea imprescindible, solo basta ver los descalabros tanto comerciales y financieros de empresas que defraudaron los valores de su público y expectativas sociales, y en algunos casos la continuidad de la empresa.

Las grandes empresas tienen un propósito común o misión, que da anclaje y lineamientos, que suma esfuerzos y permea a una cultura organizacional. Da un significado y sentido de propósito a la empresa.

Éstas piensan en el largo plazo, existen casos donde algunas empresas están dispuestas a sacrificar oportunidades financieras en el corto plazo debido a que son incompatibles con los valores institucionales. Pues los valores son algo más que un cuadro romántico en la recepción, son guías que llevan hacia la identidad y reputación de la empresa.

Son empresas que están dispuestas a realizar inversiones que tal vez no se ven reflejadas en los retornos financieros inmediatos, pero son indispensables para lograr instituciones perdurables.

La empresa es la única institución que produce riqueza y va mucho más allá del valor económico, que por supuesto es uno de sus objetivos, pero también es creadora de valor social al entregar bienes y productos que son de utilidad y beneficio para sus clientes, y de valor humano, al capacitar y desarrollar a su personal.

 

 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.