Nancy Hernández

Nancy Hernández

Nancy Hernández ME, Integración y Desarrollo de Talento

El arranque es importante

21 Noviembre 2016

Por Nancy Hernández

Sabido es, que en nuestro país el 90% de las empresas son micros y pequeñas, recordarás la sonada campaña de Pepe y Toño, pues de esos negocios el 90% son familiares; para quienes no han tenido la experiencia de iniciar un negocio, les comento:

Existen algunas motivaciones para iniciar la aventura de emprender un negocio propio, las más conocidas son:

 

•     Desear o necesitar un ingreso adicional o querer ganar más que en el trabajo actual.

•     Contar con una habilidad productiva que puede manejarse comercialmente, ejemplo: hacer pasteles o comida, ser mecánico, carpintero, saber varios idiomas (traducciones), entre otras.

•     Contar con capital, inmuebles o muebles, que no se están utilizando.

•     Estar desempleado y no encontrar trabajo.

 

Cuando las personas después de pensar MUCHO se animan a iniciar un negocio, tratan de revisar los números gruesos para estimar si les conviene o no, tratan de pensar en cómo serán las cosas cuando empiecen a trabajar en su propia empresa, tratan de ver quién les puede ayudar o incluso quién les debe favores para pedirles algo que necesiten, en fin, tratan y tratan de imaginarse.

El asunto es que la pura imaginación no es garantía de un buen arranque del negocio, de hecho nada lo es, pero es mucho mejor, iniciar la empresa con un trabajo sistemático enfocado en elaborar el llamado “Plan de Negocios”, este plan nos permite plantear en papel no sólo lo que la imaginación produce, sino saber realmente si además es factible, en lo personal la factibilidad es un filtro para saber si debo o no trabajar en un proyecto; los beneficios que el Plan de Negocios ofrece son:

-     Ayuda a clarificar y enfocar las metas y objetivos del negocio.

-     Permite confrontar las ideas con la realidad porque la dinámica del plan, fuerza a considerar todos los factores relevantes del negocio, sin olvidarse de ninguno.

-     Es un cronograma de actividades que permite coordinar la realización de tareas de acuerdo con un calendario establecido.

-     Es una herramienta para el modelado del negocio que permite trabajar con flexibilidad en la organización, al ofrecer la posibilidad de realizar cambios cuando algunos de los factores del negocio experimentan variaciones.

-     Es un instrumento de control que permite detectar desviaciones del plan original, así como evaluar el progreso del proyecto y ajustar el plan en función de resultados parciales.

     Fuente: Instituto Politécnico Nacional (IPN)

Si tomaste la decisión de emprender un negocio y no tienes la más remota idea de cómo elaborar tu plan, acércate a las incubadoras, a las dependencias de economía o a profesionales que te ayuden a trabajar en tu proyecto, pero por favor no dejes de hacerlo, te ahorrará muchos dolores de cabeza y seguramente evitará que pierdas algunos (no pocos) miles de pesos.

 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.