Fernando García

Fernando García

Fernando García, Fundador y jefe de redacción en Pixell.com.mx

El videojuego, cumbre de la expresión artística

2 Agosto 2017

Por Fernando García

 

La E3, Electronic Entertainment Expo, es la exposición más grande a nivel internacional de software de entretenimiento que celebra anualmente en Los Ángeles al rubro con mayor crecimiento en los últimos años, aun si no juegas es importante que conozcas la influencia de este sector en la cultura y economía de nuestro país.

La industria del videojuego registró en 2016 un total de 99,600 millones de dólares, un crecimiento del 8.5%, convirtiéndose en uno de los negocios más rentables del planeta (Newzoo). México es el principal consumidor de videojuegos en Latinoamérica con un valor de proyección de 22 millones de pesos al finalizar el 2017. Se estima que somos 47 millones de jugadores, casi el 40% de la población, donde la plataforma líder es curiosamente, el smartphone con el 71% de jugadores, seguido por la consola (26%) y la computadora (15%) según The CIU 2016.

El 27 de abril el Senado aprobó la Ley Federal de Clasificación de Videojuegos con el objetivo de “vigilar su contenido como una medida para proteger el interés superior de la niñez”, con la justificación de que “ya cuentan con una regulación, pero no es expedida por nuestro país”, siendo la existente implementada por la ESRB con sede en Estados Unidos. Esto permitiría al gobierno regular el contenido en videojuegos, lo que se reflejaría en un retraso de disponibilidad y un aumento de precio, pues los distribuidores pagarían a la Secretaría de Gobernación la aprobación de la nueva clasificación, aunque esto no es un tema nuevo en la industria.

En 2011 la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos rechazó una ley que prohibía la venta de videojuegos violentos a menores de edad. La Corte votó con referencia a los parámetros aplicables para obras de arte y señaló la responsabilidad del consumidor en su decisión de compra, a partir de aquí ¿por qué no empezar a considerar al videojuego como una expresión artística?

John Romero, diseñador de títulos como Doom y Quake, señala que el proceso de desarrollo de un videojuego exige artistas profesionales y el resultado es una expresión máxima de arte colaborativa, es decir, si integra elementos en su diseño como la música, pintura, arquitectura, etcétera ¿por qué no habría de ser considerado artístico algo que reúne oficios que sí entran dentro de este rubro?

No estoy a favor de que niños consuman contenido para adultos, pero defiendo la idea del videojuego como medio artístico que transmite ideas mediante mecanismos literarios y que merece libertad de expresión al igual que libros, música y películas. Si bien las franquicias más demandadas son de carácter bélico, el problema no es el videojuego, sino el consumo de contenidos sin supervisión.

Jacinto Quesnel, director de GameLab del Centro de Cultura Digital de la Secretaría de Cultura, señala que “los videojuegos sólo representan una realidad subjetiva” sin embargo, pueden ser una gran fuente de conocimiento, nos permiten acercarnos a nuevos temas para profundizar y desarrollar habilidades. Por citar un ejemplo, No Man´s Sky es un título que plasma cómo una sola ecuación de un videojuego puede emular las leyes naturales y astrofísicas para ayudarnos a visualizar y entender la generación de nuestro universo.

¿Qué debemos considerar? Más que una regulación que sólo impactará de forma negativa a la industria en el país, deberíamos evitar la censura y promover la paternidad responsable con una cultura de concientización en el consumo de contenidos a través de cualquier medio de expresión y comunicación.

Cambia tu forma de ver las cosas y las cosas que ves cambiarán, al fin que cada uno ve lo que sabe, hasta aquí así nos conectamos.

 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.