Fernando García

Fernando García

Fernando García, Fundador y jefe de redacción en Pixell.com.mx

El vinilo, una experiencia antigua en la era digital

17 Octubre 2016

Por Fernando García

¿Y tú como empezaste a escuchar música? Tómate un momento... ¿Cómo la escuchas ahora? El auge de internet y las plataformas de descarga surgieron como las principales amenazas de las compañías discográficas. Audio digital, descargas ilegales y reproductores portátiles como los iPods, predispusieron un drástico cambio a nuestros hábitos y dieron un duro golpe a los formatos físicos en la industria musical.

Desde que Alba Edison patentara el fonógrafo en 1847, hasta que cayera el vinilo a finales de 1980 con la llegada del CD y durante los 20 años que lideró como el formato preferido, la música evolucionó como industria y como arte, hasta un momento crítico en que el streaming surgió para salvarla.

La industria de la música ha sido revolucionada por la tecnología, los servicios streaming como Spotify, Apple Music y YouTube hacen disponible cualquier pieza musical en segundos. Hoy las ventas físicas integran sólo el 28.8%, frente al 34.3% del streaming y el 34% de descargas legales en internet, en México el 59.8% de la venta de música es en formato digital. El negocio del streaming de música creció en 2015 un 240%, luego de crecer 103% en 2014, sin embargo la tecnología no define a la música y es así como el vinilo ha vuelto al mercado.

El vinilo es el único formato físico de la música que crece, según la IFPI (Federación Internacional de la Industria Fonográfica) sólo en 2013 se vendieron más discos de vinilo que en los últimos 20 años. Mientras las ventas del CD disminuyeron un 14.5% a nivel mundial, el vinilo aumentó un 32%, pasó de 4.5 millones de vinilos vendidos en 2012 a 6 millones en 2013, generando en 2015 ganancias por 416 millones de dólares.

El regreso del vinilo es definitivo, Amazon México reportó que en la Navidad de 2015 el producto más vendido en equipos de audio fue la tornamesa. Estamos justo en medio de un nuevo proceso de adopción y al frente de una respuesta definitiva para los melómanos (apasionados por la música) que buscamos expandir aún más la experiencia.

Entonces ¿qué ofrece de especial el vinilo? Es la fusión perfecta entre calidad y nostalgia impulsada por las tendencias de la moda, los sellos discográficos están comercializando al vinilo no sólo como un formato musical sino como un souvenir, una pieza de colección, una experiencia nostálgica, un fuerte vínculo pasional, un compromiso íntimo y de respeto hacia el arte, nada se compara con el formato analógico y su calidad de audio, inalcanzable por los formatos digitales de hoy en día.

Por otra parte, el vinilo es complejo y costoso para su reproducción ilegal, por lo que no es un negocio viable para la piratería, una ventaja más en beneficio de la industria, una industria donde el formato físico no tiene líder y donde el vinilo figura como la solución definitiva por excelencia.

Justo como lo declaró Neil Young en su conferencia del CES de Las Vegas, las plataformas digitales llevaron la música al alcance de todos a costa de desmoronar la experiencia misma de cómo merece ser escuchada. Nada se compara con sujetar un vinilo, retirar el polvo, colocarlo bajo la aguja y sentarte a apreciar el diseño de su funda, mientras escuchas ese audio limpio y orgánico.

La calidad del arte trasciende cualquier avance tecnológico y no hay mejor ejemplo que el resurgir del vinilo en medio de la era digital, no para afrontarla y darle batalla sino para convivir en armonía y recordarnos que la música es mucho más que una descarga, un clic en play, es una experiencia digna de recordar cómo debe ser vivida.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.