Coach Ozz

Coach Ozz

Columnista

El gluten, la salud y la piel

5 Octubre 2017

La industrialización, el híper procesamiento y las modificaciones genéticas de los granos, sumada al consumo constante deriva en diversas problemáticas.

Por Oziel Farías

El gluten forma parte importante dentro de la alimentación de la población del planeta y en la vida diaria de un sonorense, literalmente es el pan de cada día, pues estamos dentro de los estados que más harinas consumimos, empezando con la tortilla y pasando por panes, pastas y alimentos derivados del trigo en general, que para quien aún no lo sepa, el gluten es nada más y nada menos que la proteína del trigo, pero también se puede encontrar en granos como la cebada o el centeno.

Con la tendencia de alimentos saludables, ha ido creciendo también la tendencia de los alimentos gluten free o libres de gluten, muchas veces confundiendo a la gente y haciéndoles creer que un alimento con esta leyenda es saludable, más no es el caso siempre, simplemente se refiere a un producto libre de la proteína del trigo, pero como se ha vuelto tan mercadeable el término, se aprovecha para vender cereales, galletas o demás alimentos procesados libres de gluten sin que esto signifique que sean saludables.

El gluten está causando una numerosa cantidad de estragos a nivel mundial, sólo en Estados Unidos hay más de 20 millones de casos registrados de personas con sensibilidad al gluten, es decir, está creciendo el número de personas que presentan algún tipo de sintomatología tras consumir algún alimento con gluten o basar su alimentación en elementos de este tipo. Asimismo, los casos de celiaquía, una enfermedad autoinmune provocada por la intolerancia a la ingesta de gluten, también está a la alza.

Mucho tiene que ver con la industrialización de los granos, en donde las modificaciones genéticas, el híper procesamiento y el exceso de uso de productos derivados del trigo en la producción de alimentos es lo que está desatando tanta problemática con el consumo del gluten. Es muy diferente el trigo que se procesaba entero, en molinos de piedra, al blanqueamiento y refinamiento industrial por el que pasa hoy día, y si sumamos a este procesamiento el consumo constante, se deriva en problemáticas y sintomatologías que pueden ir desde disfunción digestiva, nubosidad mental o incapacidad de concentración, dolores de cabeza, adormecimiento de las extremidades, déficit de atención, depresión y ansiedad, asimismo está ligado a problemas de infertilidad e incapacidad de concebir, enfermedades autoinmunes, disfunción tiroidea, entre tantas otras problemáticas que apenas en la actualidad están siendo ligadas con el consumo de gluten.

Habrá que poner mayor énfasis en uno de los indicadores más claros de que el gluten está siendo un problema para tu cuerpo, y esto tiene que ver con la manifestación de alergias y sintomatologías en la piel, a fin de cuentas, el órgano más grande del cuerpo, un órgano que gran parte de lo que somatiza viene desde adentro, es decir, ciertas manifestaciones en la piel pueden indicar problemas desde el intestino o el hígado, o en este caso veamos cómo ciertas condiciones se ligan con el consumo de gluten:

– Acné: El 80% de las personas entre 16 y 30 años manifestará de alguna manera acné, una condición que se asocia a cuestiones hormonales y que se cree bastante común, pero que está saliendo a la luz cómo justo el gluten puede ser uno de los principales causantes de su aparición.

– Psoriasis y Eczema: Uno de los grandes problemas con el gluten es que es inflamatorio, y en el caso de estas condiciones, es justamente una inflamación incómoda que causa enrojecimiento, comezón y en ocasiones deformación, y está ligada con el consumo de gluten.

– Vitiligo: Incluso en casos tan específicos como el vitiligo o la despigmentación de la piel, se ha visto mejoría en ciertos casos estudiados en donde se elimina el consumo del gluten y se empieza a repigmentar la persona.

 – Alergias: Hay una serie de alergias en general que se han ligado con el consumo de gluten, específicamente urticarias y reacciones alérgicas en la piel. Así que el tema está en cada quién, auto observar el cuerpo y su reacción ante la ingesta del gluten, y puede que encuentres que un síntoma al cual no le encontrabas raíz, esté ahí, en el consumo del mismo y podrá ceder, al momento en que se suspenda.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.