Coach Ozz

Coach Ozz

Columnista

La raíz emocional de la obesidad

20 Noviembre 2015

La obesidad se ha perfilado como una de las epidemias mundiales crecientes más preocupantes, es bien sabido que México se perfila entre los primeros lugares: aproximadamente el 70% de la población padece de obesidad, es decir, casi tres cuartos de los mexicanos. ¿Qué nos dice esto?

Nos puede indicar que es inminente propiciar buenos hábitos alimenticios, actividad física y alentar a los mexicanos a tomar decisiones en sus estilos de vida, pero temo decir que el problema es mucho más profundo que dos litros de refresco diarios y pan dulce de merienda.

La obesidad tiene sus raíces en el lado emocional de una persona, un enfoque de estudio que está tomando fuerza pues es obvio que hay mucho más que comida rápida y vida sedentaria.

En el 2007, el Bariatric Times difundió una estadística perturbadora, que nos puede dar una pista más clara de la raíz de la problemática. Indica que se ha visto que hasta un 40% de mujeres con obesidad han sido abusadas, acosadas o perpetradas sexual, física o psicológicamente.

Si lo analizamos, está más claro que la obesidad tiene una raíz emocional muy fuerte, cuando se le acuña gran parte a la genética, misma que contiene cierta información y predisposición, pero que no define el destino de una persona, sólo sus tendencias metabólicas, y claro que tiene que ver con lo que comemos , actividad física o la falta de la misma, y demás multifactores que contribuyen a un estado de obesidad, pero si no se trabaja con el origen del problema, difícilmente habrá un cambio en la situación.

Es por ello que el 90% de las dietas fracasa con el tiempo -a los tres meses de haberla terminado-; por eso los pacientes de procedimientos bariátricos recuperan su peso, porque no se trabaja a profundidad con la concepción psicológica del problema.

Si 5 de cada 10 mujeres sufren sobrepeso u obesidad, y 6 de cada 10 hombres presentan este cuadro, podemos concluir que vivimos en una sociedad incapacitada para trabajar problemas psicológicos, que en la mayoría de los casos reprime y encuentra escapatoria en por lo menos un mal hábito, como abusar de uno mismo, a través de la comida.

La asociación Weight Matters del Reino Unido, que trabaja en el tratamiento de personas con problemas de peso y desórdenes alimenticios, explica que dentro de los principales problemas psicológicos (la mayoría infligidos en la niñez) de los que se pudiera derivar un problema de obesidad se encuentran:

-       Abuso: Se liga al abuso sexual, físico, psicológico o emocional. La comida juega el papel de canalizar el dolor causado por dicho abuso, donde la persona encuentra refugio.

-       Negligencia: Haciendo referencia a aquellos padres que trabajan todo el día o dedican poco tiempo a sus hijos, y que los consuelan con sus alimentos preferidos para aliviar la ausencia.

-       Exceso de reglas: Un niño que vivió reprimido por un exceso de reglas, es común que desarrolle malos hábitos debido  a que el alimento es de las pocas cosas que los papás realmente no pueden controlar. Se convierte en una forma de rebeldía.

-       Imagen corporal y autoestima: Las constantes comparaciones con otros, las lastimosas referencias de otros hacia la persona con adjetivos como “gordo”, “feo” o “inútil”, dañan la valía personal, haciendo que uno no se sienta merecedor de afecto o atención, escondiéndose detrás del peso.

-       Factor cultural: El que en casa se enseñen malos hábitos alimenticios perpetúa a que la persona, por costumbre, siga tomando malas decisiones y rodeándose de gente que le haga continuar en ese estado.

Hablar de obesidad es referirse a problemas emocionales y psicológicos no atendidos, con tendencia creciente a esta enfermedad.

Es urgente que prestemos atención a cómo se maneja y aborda el tema, no todo se resuelve con comida saludable y ejercicio. Hace falta un desarrollo personal y de inteligencia emocional que ayude a trabajar las heridas del alma, que llevan a desarrollar una enfermedad tan complicada como la obesidad.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.