Coach Ozz

Coach Ozz

Columnista

Una vida esencial con aceites

6 Diciembre 2017

Dentro de sus bondades, también puedes hacer productos caseros de limpieza, higiene y cuidado personal.

Tiene sentido que esté de “moda” lo natural, las dietas vegetarianas, los estilos de vida saludables y el tema de hoy: los aceites esenciales.

 

 Por Oziel Farías

He encontrado en los aceites esenciales una herramienta verdaderamente fascinante, versátil y funcional para cuestiones básicas y aun situaciones más complejas de la vida diaria, utilizándolos no sólo para el cuidado de la salud, sino como elementos terapéuticos para liberación de estrés y resolución de emociones, para hacer productos caseros de limpieza, higiene y cuidado personal y hasta para subsanar sintomatologías y atender pequeños accidentes como quemadas o cortadas, aplicable a toda la familia.

Mi encanto por ellos ha sido gradual, pues estas pequeñas botellitas que contienen el concentrado de algún ingrediente natural derivado de plantas, hierbas, especias, flores y demás, llegaron hace un par de años a mi casa.

Ya había tenido un acercamiento previo a los aceites, pero una emergencia fue la que me convenció de sus maravillosas propiedades, pues 40 días después del nacimiento de mi primer hijo, una bronquiolitis lo llevó a emergencias privándolo de su respiración y yo llevándome uno de los sustos más grandes de mi vida, una querida amiga quien me había introducido a estas joyitas por primera vez, corrió al hospital a llevarnos una botellita de lavanda para Emilio, y junto con los tratamientos médicos le estuvimos untando el aceite como complemento con increíbles resultados, y desde ahí supe que estos “aceititos” eran verdaderamente poderosos.

Hoy día, después de aquel terrorífico episodio, los aceites se han ido instalado en mi casa como artículo de primera necesidad, y ya tengo los que uso diariamente sin falta, cedro para inducir sueño y relajación, shutran, una mezcla de esencias con un toque masculino para sustituir la loción, menta para el aliento fresco y cuando llega a haber dolor de cabeza, believe, una mezcla para reafirmar la seguridad personal para antes de dar una conferencia, y así, decenas de aceites más que tenemos a la mano para todo lo que se pueda ofrecer, cada uno con su personalidad, sus propiedades y su distintivo olor hipnótico.

Tan convencido estoy de sus bondades que actualmente me encuentro especializándome, estudiando a profundidad las propiedades de dichas esencias, para reafirmar lo que ya había leído por ahí, que no es precisamente una moda esto de los aceites, aunque así parezca, sino que es una herramienta utilizada desde la Mesopotamia antigua hace miles de años, además de que son mencionados en la Biblia cientos de veces ¿recuerdas cuáles fueron los regalos de los Reyes Magos a Jesús? Mirra e incienso, ambos aceites esenciales, parte de mi kit básico.

En Egipto se utilizaban para los rituales de momificación, así como Cleopatra para perfumar su aura mística, y así sucesivamente, a lo largo de la historia han estado presentes, pero un hecho es que con esta post modernidad que vivimos con sus numerosos problemas de salud, irónicamente ha rezagado la utilización de productos naturales para procurar nuestra salud, sustituyendo los remedios naturales por medicina moderna, y aquí entra una paradoja bastante ácida, en donde la cuarta causa de muerte en países de primer mundo como los Estados Unidos es debido a un efecto nocivo por algún medicamento o procedimiento médico.

Aquí es donde tiene sentido que esté de “moda” lo natural, las dietas vegetarianas, los estilos de vida saludables y el tema de hoy: los aceites esenciales, porque a final de cuentas por miles de años nos habíamos tratado con remedios naturales y apenas hace más de cien años hemos sustituido eso por medicamentos, y ahí es en donde habrá que cuestionarnos ¿Cuál es el mejor camino para vivir saludablemente?, ¿a través de lo natural o lo moderno? Para mí, la combinación de ambas con enfoque preventivo es el mejor camino.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.