Francisco Javier Huerta

Francisco Javier Huerta

Columnista

Menos es más

27 Junio 2016

 
Por Francisco Huerta
 
Por lo regular en estos espacios caemos en el lugar común de compartir y relatar la vida de personalidades del mundo de los negocios, biografías que sin duda resultan interesantes y que nos dan un panorama de cómo algunas personas, bajo circunstancias muy particulares lograron tener éxito, cualquier cosa que esto signifique.
Me voy a referir más bien a un hombre que en los últimos años se ha hecho famoso sólo por ser feliz, en realidad por ser el hombre más feliz del mundo.
El francés Matthieu Ricard es biólogo molecular y monje budista, y es más conocido en la actualidad como "el hombre más feliz del mundo". Todo esto a partir de un estudio neuropsicológico llevado a cabo durante aproximadamente 12 años por especialistas de la universidad de Wisconsin. En el famoso estudio, su cerebro y el de otras personas fue estudiado mediante distintas pruebas, entre las que se encuentran la resonancia magnética funcional y los potenciales evocados, y los resultados de esta investigación dejaron sorprendidos a los científicos: Este monje generaba, mientras meditaba, una activación inusual del córtex prefrontal izquierdo, zona reconocida como la sede de las emociones positivas (compasión, felicidad). Las medidas tomadas excedían por mucho las reportadas por los otros participantes en el estudio.
A decir de David Vago, especialista del Harvard Medical Hospital, no tenemos una idea clara de lo que es la felicidad, puede ser descrita como conformismo, como el olvido de algún sufrimiento, como éxtasis, o bien como excitación sexual. Hay muchas formas de describirla, pero en realidad es un concepto muy grande. A pesar del desarrollo de la humanidad y de la ciencia podemos decir que sabemos mucho más sobre el sufrimiento, sobre el dolor o la infelicidad que lo que sabemos sobre la misma felicidad.
El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional utilizan una métrica que se usa para medir la felicidad a través del bienestar. La mayor parte de las personas relacionan la felicidad con el bienestar y éste a su vez con la riqueza material. Pero se ha encontrado que aunque el PIB de un país vaya en aumento, no necesariamente sucede lo mismo con la felicidad de los ciudadanos.
En el mundo material, cosas como el dinero, un auto nuevo, un trabajo nuevo, un buen nivel social, son todas estas cosas que nos dan “felicidad”, pero son todas muy efímeras, duran poco. Una forma más duradera de felicidad es más difícil de obtener. 
La experiencia de Matthieu Ricard y los estudios como al que fue sometido nos permiten entender que hay prácticas muy específicas que uno puede cultivar, destrezas muy específicas que uno puede desarrollar, para lograr una felicidad que dure más.
Ricard admite que para las personas que vivimos en las ciudades puede resultar difícil la práctica de la meditación a niveles de un monje como él, pero señala que la sencilla acción de meditar 15 minutos diarios puede ser un buen comienzo para desarrollar el hábito de la meditación.
Según el “hombre más feliz del mundo”, meditar significa cultivar para transformar la mente, pasar de la confusión mental a un estado de conciencia, a la sabiduría. Liberarse de los venenos de la mente, ese es el objetivo de la meditación.
Al comienzo la mente es como un mono salvaje, nunca se detiene, siempre salta como loco, pero lentamente se vuelve a la calma, todo aparece de forma más clara, ya no oscila por todos los temas todo el tiempo, se vuelve como el cielo, claro. Y cultiva la compasión, puedes hacer crecer el amor altruista, puedes enfocar tu atención y tu entendimiento, es un proceso para obtener estabilidad y mayor claridad.
“Creo que la simplicidad es algo maravilloso, la simplicidad en la mente, la simplicidad en el hablar, la simplicidad en el actuar”:  Mathieu Ricard
 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.